14 Feb 2022

El formaldehído es una sustancia química incolora, inflamable y de olor fuerte o en otras palabras un compuesto orgánico volátil (COV).  De manera más general se encuentra en estado gaseoso, aunque también se usa líquido, seguramente la palabra formol nos es más conocida.

El formaldehído es usado en gran cantidad de aplicaciones como agente de conservación y desinfectante.

Aunque no lo sepamos lo tenemos dentro de nuestro hogar a través de muchos materiales de uso común:

  • La industria textil lo usa porque confiere a los materiales propiedades antiarrugas, repelencia al agua y resistencia.  Por lo que está presente en mucha de la ropa que usamos y demás textiles del hogar como ropa de cama, toallas, etc.
  • Se utiliza en productos de madera prensada, como tableros de partículas o madera contrachapada.
  • Pegamentos y adhesivos.
  • Productos aislantes.
  • Humo del cigarrillo.
  • Estufas a gas o a madera.
  • Entre otros.

De manera natural también se encuentra en el aire, la mayoría de los organismos vivos lo producen en pequeñas cantidades.

¿El formaldehído es malo para la salud?

A corto plazo ante una exposición mayor a 0.1 ppm, algunas personas observan efectos adversos como ojos llorosos, ardor en ojos, nariz y garganta, tos, nauseas o irritación n la piel.

No todas las personas tienen la misma sensibilidad ante esta sustancia y pueden ser menos sensibles que otras. Algunas personas son muy sensibles al formaldehído, mientras que otras no tienen reacciones al mismo grado de exposición.

De acuerdo a diversos estudios a largo plazo la relación con el cáncer no está verificada pero es una preocupación constante ya que la presencia del formaldehído es cada vez más alta debido a la gran cantidad de usos que tiene en materiales presentes en los hogares. El Instituto Nacional del Cáncer en España tiene una larga recopilación de estos estudios.

¿Cómo puedo limitar la exposición a formaldehído en mi hogar?

Lo más evidente sería sacar de nuestro hogar todo lo que contenga esta sustancia, sin embargo, es inviable en las circunstancias actuales, aunque ser conscientes de la presencia del formaldehído en los materiales puede hacer que escojamos mejor a la hora de comprar.

Por lo tanto la recomendación más viable es similar a la que se hace para otro tipo de agentes nocivos en el aire:

  • Contar con una correcta ventilación.
  • Usar purificadores de aire que cuenten con filtros para compuestos orgánicos volátiles (VOC).

En el caso de los purificadores de aire de GTCEL, entre sus 5 procesos de filtrado, cuenta con uno específico para los VOC. 

Un filtro que elimina Compuestos Orgánicos Volátiles presentes en el ambiente, así como partículas de origen químico que producen riesgo de cáncer en humanos, tipo Formaldehídos y/o Acetaldehídos.

El purificador de aire GTCEL dispone de sensor de aviso cuando sea necesario su cambio. Este tipo de filtro requiere su reposición cada 10-12 meses. 

¿Quieres ver con detalle las 5 etapas de filtraje los PURIFICADORES DE AIRE DE GTCEL?  No dejes de ver este vídeo.

Deja una respuesta